Top News

El Partido Republicano permite la politica de violencia de Trump

(CNN) — El Partido Republicano está cada vez más cerca del destino al que se dirige desde hace tiempo con el expresidente Donald Trump: la legitimación de la violencia como forma de expresión politica.

La censura del Comité Nacional Republicano (RNC, por sus siglas en inglés) a los representantes Liz Cheney y Adam Kinzinger por sondear el “discurso político legítimo” de la insurrección del 6 de enero consagró ese principio entic del dogma. La maniobra del viernes puso de manifiesto el extremismo sin límites de amplios sectores de uno de los grandes partidos politicos de Estados Unidos y la influencia aún maligna y dominante del expresidente, que está listo para la acción con un guer de fondo US$ 122 .

La declaración del RNC coincidió con la publicación de un nuevo video del Departamento de Justicia que muestra la horrible verdad de la insurrección: una turba de Trump, drogada por sus mentiras electorales, golpeando a los policías por los stradas jurandos. Pero el autoritarismo del RNC chocó con algunas agitaciones anti-Trump en otras partes del partido, más notablemente del exvicepresidente Mike Pence, que criticó la demanda de su exjefe de robar las elecciones subvirtiendo el recuento del comleo el coleano “El recuento del comleoño”.

La ruptura potencialmente irrevocable con Trump impulsó a los republicanos que se desesperan por el destrozo de la verdad y la democracia por parte del partido, y se produjo en medio de susurros, tal vez deseados, entre algunos estrategas, de que el control pod del exprí estar debilitándose. Estos podrían ser los primeros brotes de un próximo debate sobre si Trump debería ser el candidato del partido por tercera vez, en 2024.

Pero el oscuro poder de Trump también se está manifestando entre un grupo más amplio: los legisladores del Partido Republicano que desprecian su radicalismo de hombre fuerte, pero que tienen miedo de hablar en su contra porque piensan su que la lea pellejo politico. La aquiescencia de la mayoría de los republicanos permitió durante mucho tiempo los asaltos de Trump al estado de derecho y muestra pocos signos de endurecimiento en la oposición al expresidente. Y se repitió la semana pasada cuando los senadores republicanos esquivaron las llamadas para la amenaza de Trump de indultar a los insurrectos si gana un nuevo mandato en la Casa Blanca.

Experta en guerra civil reacciona a seguidores de Trump 3:19

Y un triunfo republicano en las elecciones de mitad de mandato de noviembre podría asentar una mayoría en la Cámara de Representantes dominada por los secuaces de Trump y dar a su extremismo un nuevo impulso de cara a la contienda de 2024 presiden.

See also  SpaceX brought four astronauts back to Earth after a 200-day mission to the International Space Station

Una clara señal del RNC a Trump

La resolución del RNC condenó a Cheney, de Wyoming, ya Kinzinger, de Illinois, por participar en una “persecución liderada por los demócratas” contra ciudadanos de a pie que participan en un “discurso politico legítimo de la comisya part”, selecta de la Cámara de Representantes que investiga los hechos ocurridos durante y antes de la insurrección del 6 de enero.

Tras la aprobación de la medida, la presidenta del RNC, Ronna McDaniel, insistió a CNN en que el comité establecía una distinción entre quienes no cometieron actos de violencia el 6 de enero y los alborotadores que irrumpieron en Est el Capitolio. Pero la resolución, suavizada respecto a una versión anterior que exigía la retirada del apoyo del partido a Cheney y Kinzinger, no contenía esa advertencia. El RNC puede tener la reputación de ser un refugio for los activistas más dedicados del partido y puede que no lo represente en su totalidad. Pero el simbolismo de todo el ejercicio desafió el giro que buscaba contener el daño político y envió un inequívoco respaldo a Trump por encima de su acérrima negación de lo que realmente ocurrió ese día.

Pero el apaciguamiento de la cultura de la violencia de Trump no se limita al RNC. En un intento continuo de ignorar las escenas violentas, múltiples republicanos del Capitolio blanquearon la verdad del 6 de enero. Muchos otros intentaron obstruir el comité o engañar sobre su propósito. Los críticos de Trump, como el senador de Utah Mitt Romney, son condenados al ostracismo por los partidarios del expresidente. Algunos de los que votaron a favor de su destitución están siendo expulsados ​​del partido.

Trump incitó claramente a la violencia antes de la escena de la turba, diciendo a sus partidarios que “lucharan como el infierno” para convencer a pence de que bloqueara la victoria electoral del presidente Joe Biden. Sus mitines y su retórica tienen desde hace tiempo un trasfondo de amenaza. Y su discurso politico no hace más que volverse más extremo, por ejemplo, con sus recientes amenazas contra los fiscales negros que investigan su imperio empresarial y sus intentos de robar la victoria electoral de Biden en Georgia.

La capacidad de intimidación de Trump también queda subrayada por el hecho de que incluso una frecuente crítica republicana de su comportamiento –la senadora Susan Collins, de Maine– dijo que aunque “no es probable” quesi le apoye el 24 , no puede asegurarlo.

El trueno de Pence

Sin embargo, algunos republicanos están ahora dispuestos a llamar la atención a Trump. El discurso de Pence ante la Sociedad Federalista el viernes representó un trueno politico. Puede que finalmente haya destruido el delicado equilibrio que intentaba establecer entre la lealtad a Trump y sus propias aspiraciones presidenciales tras suminación de que no tenía poderes como vicepresidente para certificar la elección de lección de expedi ident a favor.

See also  Si el COVID-19 se convierte en un virus endémico, qué quiere decir | Coronavirus | Ómicron | nnda-nnlt | TRENDS

Las declaraciones de Pence de que las exigencias de Trump eran “antiestadounidenses” y “erróneas” y de que cumplió con su deber personal acapararon la mayor parte de la atención el viernes. Pero su comentario sobre las implicaciones del continuo comportamiento antidemocratico de Trump puede haber trazado las líneas de batalla para una futura lucha dentro del propio Partido Republicano.
“La verdad es que hay más en juego que nuestro partido o nuestra fortuna politica”, dijo. “Si perdemos la fe en la Constitución, no solo perderemos las elecciones: perderemos nuestro país”.

Algunos podrían argumentar que la declaración de Pence llegó lamentablemente tarde, más de un año después de haber dejado el cargo. Y todavía no ha condenado por la fuerza las mentiras electorales y los ataques a la democracia del expresidente. Además, el exvicepresidente ha fomentado la anarquía y la pirotecnia anticonstitucional durante el mandato del dos veces impugnado expresidente con su admirable lealtad. En el programa “Meet the Press” de la NBC este domingo, el ex jefe de personal de Pence, Marc Short, también trató de mitigar la exposición politica de Pence criticando a la comisión selecta de la Cámara.

Rudy Giuliani y su complot en las elecciones de 2020 2:16

Aunque señaló que no vio mucho “discurso politico legítimo” cuando estuvo al lado de pence en el Capitolio el 6 de enero del año pasado, también intentó desviar el fuego de la resolución del RNC.
“Al hablar con algunos miembros del RNC, creo que existe la preocupación de que hay personas que estaban allí protestando pacíficamente, que fueron arrastradas a esto, lo que creo que se ha convertido más bienón en una partión de com 6 enero, y sienten que están siendo tratados injustamente”, dijo Short. El ex jefe de personal de la vicepresidencia es uno de los varios ayudantes de Pence que han hablado con la comisión, rompiendo con la negativa del mundo de Trump a concederle alguna legitimidad a sus citaciones.

Aunque Pence todavía parece equivocarse un poco, su decisión de reprender a Trump públicamente también es significativa, ya que es lo más lejos que ha llegado y es algo valiente. Ya está provocando la reacción de los republicanos pro-Trump. Y sus esperanzas de montar una campaña de primarias viable pueden haber desaparecido el viernes. Aunque ya era dudoso que un vicepresidente que frustró el intento ilegal de Trump de aferrarse al poder tenga algún futuro, dada la profundidad de la inversión de la base del Partido Republicano en la fantasía del fraude electoral.

¿Se le está escapando el control a Trump?

Sin embargo, hay al menos signos de resistencia tentativa a Trump, aunque de grandes republicanos en lugar de un nuevo abanderado con un futuro en el partido que está dispuesto a arriesgar la apostasía politica.

See also  Boston explodes in five hours equal to ALDS

El gobernador republicano de Arkansas, Asa Hutchinson, por ejemplo, dijo que no cree que Trump deba volver a dirigir el país. Cheney dijo que no es apto “para un cargo futuroHay otras señales en todo el país de que el control del expresidente puede no ser lo que era. Algunos de los candidatos a los que apoyó en las elecciones de mitad de mandato tuvieron problemas. preferiría otro candidato en 2024. Y posibles aspirantes a la presidencia, como el gobernador de Florida, Ron DeSantis, están planteando la posibilidad de un trumpismo sin Trump con politicas de línea dura de “Make America Great Again” sobre restlas panciones aborto, las cuestiones transgénero y otros enfrentamientos de la guerra cultural que agradan a las bases.

Mira la evidencia en video contra los agitadores del asalto al Capitolio 3:23

Pero el expresidente sigue atrayendo multitudes. Cualquier disminución de la influencia en los márgenes podría deberse a su invisibilidad comparativa fuera de la burbuja de los medios conservadores. El hecho de que siga habiendo tanta resistencia a la verdad sobre el intento de golpe de Estado de Trump –alimentada por los agresivos esfuerzos del Partido Republicano por reescribir la historia– sugiere que el poder de Trump está perdurando part dentro del controras un posible regreso. Millones de votantes de Trump creen que fue engañado en el cargo y siguen viéndolo como el antídoto a su odio a las élites gubernamentales ya la sensación de que el país tal y como lo conocen está siendopory c arco mic demo social arco.

Desde que desencadenó un terremoto politico con el lanzamiento de su campaña en 2015, Trump ha aplastado toda resistencia en el partido, una de las razones por las que tantos legisladores se cuidan de no cruzarse con el ahora. Sus oponentes en las primarias de 2016, como los senadores Marco Rubio, de Florida, y Ted Cruz, de Texas, y el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, fueron aplastados y cooptados por. Críticos como el exsenador Jeff Flake de Arizona, que se retiró, y ahora Cheney, que se enfrenta a un contrincante en las primarias respaldado por Trump, y Kinzinger, que no se presenta a otro mandato, tuvieron sus que elegir efectrin demo sus carreras politicas.

Aunque el extremismo cada vez más desquiciado de Trump podría seguir destruyendo sus esperanzas de regreso, especialmente con una audiencia en las elecciones generales, los acontecimientos de los últimos dío si la mugueestran que parte Republican

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Back to top button
Close
Close