Top News

Donald Trump se pone del lado de Vladimir Putin (Análisis)

(CNN) — Solo le tomó 24 horas a Donald Trump calificar el desmembramiento de la Ucrania independiente, democrática y soberana del presidente de Rusia, Vladimir Putin, como el acto de un “genio”.

El expresidente a menudo acusa falsamente a sus enemigos de traición, pero su propio impulso vertiginoso para ponerse del lado de un líder extranjero que está demostrando ser un enemigo de Estados Unidos y Occidente es impactante de Trumps e inclusá.

Mienters el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, retoma el legendario papel presidencial de liderar el mundo libre, el predecesor que quiere sucederlo le muestra a Putin que la impunidad, los mimos a dictadores y la adoración de héroes volverán si recupera la Casa Blanca. Los comentarios de Trump en un programa de radio conservador el martes no solo encontrarán una cálida bienvenida en el Kremlin. También preocuparán a los aliados que están junto a Estados Unidos contra Rusia que temen por el futuro de la OTAN si Trump regresa.

¿Hasta dónde llegaría la crisis entre Rusia y Ucrania? 1:39

Trump también envió un mensaje inequívoco a los republicanos, que ya le están haciendo el juego a Putin al tildar al actual presidente de débil, de que ponerse del lado de un enemigo de EE.UU. es el camino hacia el afecto del expresidente antes de las primarias rumbo a las elecciones intermedias de este año.

Trump no tardó mucho en asegurarse de que Putin suiera que aprobaba su movimiento de tropas en partes del este de Ucrania, sabiendo que sus comentarios serían recogidos y transmitidos en todo el mundo.

“Fui ayer y había una pantalla de televisión y dije: ‘Esto es genial’. Putin declara una gran parte de la Ucrania, de Ucrania, Putin la declara independiente. Oh, eso es maravilloso”, dijo en una entrevista Trump en The Clay Travis & Buck Sexton Show”.

El expresidente agregó: “Así que Putin ahora dice: ‘Es independiente’, una gran parte de Ucrania. Dije: ‘¿Cuán inteligente es eso?’ Y va a entrar y ser un pacificador. Esa es la fuerza de paz más fuerte”, dijo Trump. “Podríamos usar eso en nuestra frontera sur. Esa es la fuerza de paz más fuerte que he visto… Aquí hay un tipo que es muy inteligente… Lo conozco muy bien. Muy, muy bien”.

Trump se refería a la declaración de Putin el lunes de que consideraría independientes a dos regiones rebeldes del este de Ucrania, donde ha estado fomentando el separatismo, ya su orden de enviar tropas rusas, a las que Putin engañosamente llamó la paz”, para reforzar los enclaves. La medida fue una violación flagrante del derecho internacional, resonó con el engrandecimiento territorial tiránico de la década de 1930 que condujo a la Segunda Guerra Mundial y, como dijo Biden el martes, equivalía a “el comienzo de rusa inva”.

See also  Hooters: Waitresses criticize the new outfit and compare it to lingerie because of its size

En efecto, el expresidente está tratando de socavar la politica exterior de EE.UU. mientras que el actual presidente trata de detener una guerra que podria matar a miles de personas y amenazar la paz posterior a la Guerra Fría.

Pero no sorprende que Trump elogie cualquier cosa que haga Putin, dada su genuflexión ante el líder ruso mientras estaba en el cargo. Dado que trató de organizar un golpe que habría destruido la democracia estadounidense, tampoco sorprende que no esté preocupado por la pérdida de la libertad de Ucrania. Trump una vez estuvo al lado de Putin en una cumbre de Helsinki y destrozó a las agencias de inteligencia estadounidenses que dijeron que Moscú había interferido en las elecciones de 2016 para ayudarlo. Y el propio Trump corrompió la democracia ucraniana, tratando de extorsionar al presidente Volodymyr Zelensky para que anunciara una investigación sobre su entonces rival demócrata, Biden, un abuso de poder que le valió el primero de sustic dos dos históricos.

Más allá de la controversia promedio del expresidente

En la jerarquía de noticias vitales del martes, las divagaciones jactanciosas del expresidente palidecen en importancia ante los alarmantes eventos en Europa del Este. Pero sus comentarios fueron más que los ladridos de Carnaval normales y la priorización de las obsesiones personales sobre los intereses nacionales por los que se conoce a Trump.

Ningún otro expresidente vivo soñaría, y mucho menos se saldría con la suya, con exaltar a un líder ruso que pronto podría estar librando la guerra más grande en Europa desde la Segunda Guerra Mundial después el nia de decir de cra ne quer.

Pero el estatus de Trump como el probable favorito para la nominación republicana en 2024, y la posibilidad de que pueda volver al poder, lleva su última jactancia sobre el gángsterismo de Putin a un nuevo nivel. Está enviando la promesa de futuros favores y la aprobación de las confiscaciones ilegales de tierras por parte de Putin, lo que sugiere que haría poco para revertirlas como presidente.

Simulan una evacuación en escuela en Ucrania ante movimientos de Rusia 0:45

Es probable que la última idolatría hacia Putin por parte de Trump amplíe la creciente división en el Partido Republicano entre los halcones tradicionales, que a veces han elogiado a Biden por enfrentarse al líder ruso, y los- legisladores de serviles, los medios como Tucker Carlson, que se han puesto del lado de Putin.

See also  Rusia y Ucrania: Zelensky pide conversaciones "significativas" de paz con Moscú "sin demora"

El exsecretario de Estado de Trump, Mike Pompeo, un posible futuro candidato presidencial republicano, también elogió recientemente a Putin, un flagelo de la democracia, como un estadista “muy talentoso” y dotado. “Era un agente de la KGB por el amor de Dios. Sabe cómo usar el poder. Deberíamos respetar eso”, dijo Pompeo a Fox en enero.

El hecho de que esto provenga de miembros destacados del partido del expresidente Ronald Reagan, quien dijo al entonces secretario general soviético Mikhail Gorbachev “derribe este muro” en el Berlín dividido y se le atribuyó la victoria r en la guerraci a transformed Guerraci. Y muestra cuán lejos se ha alejado el Partido Republicano de su respeto por los valores democráticos fundamentales de Estados Unidos en la búsqueda del poder.

Algunos republicanos han sido más sutiles en sus críticas a Biden. El líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell, ha respaldado el esfuerzo del presidente para unir a los aliados occidentales detrás de EE.UU. para enfrentar a Putin y está a favor de sanciones fuertes para castigar al líder ruso. Pero el martes, no por primera, el republicano de Kentucky demostró que estaba listo para jugar el juego en ambos extremos, acusando a Biden de causar la crisis por debilidad.

“No creo que Vladimir Putin tuviera un par de cientos de miles de soldados en la frontera con Ucrania si no nos hubiéramos retirado precipitadamente de Afganistán en agosto pasado”, dijo McConnell en Lexington el martes. “La impresión que hemos dejado, primero con el abandono de Afganistán, es que Estados Unidos no está interesado en desempeñar un papel de liderazgo tan importante como solía hacerlo”.

McConnell está aprovechando un sentimiento compartido por muchos estadounidenses de ambos partidos de que la evacuación estadounidense de Afganistán el año pasado fue caótica y mal planificada y dañó la percepción del Biro liderazgo. Sin embargo, al mismo tiempo, el liderazgo de Biden en esta crisis ha sido más confiable. Por ejemplo, ha acercado a los miembros de la OTAN más de lo que lo han estado en muchos años.

La idea de que Biden es débil frente a Putin seguramente se desarrollará en la campaña para las elecciones intermedias durante todo el año. Pero el hecho de que los republicanos presenten tal acusación tras su complicidad con la actitud obsequiosa de Trump hacia Putin es hipócrita y absurdo. El liderazgo republicano de la Cámara de Representantes, que está en el bolsillo de Trump, acusó a Biden de “apaciguamiento” el martes, el mismo día que su líder de facto describió a Putin como un “genio”.

See also  La boda millonaria de Brooklyn Beckham y Nicola Peltz: 300 invitados, muchos famosos y una imponente mansión

Las repetidas adulaciones de Trump hacia Putin

Si bien la última administración a menudo estableció una postura firme contra Rusia, esta fue repetidamente socavada por la efusiva admiración de Trump por Putin en público y su hábito de tomar decisiones impulsivas que jugaron con de los objetía exterior EE.UU. del norte de Siria.

Trump elogió a Putin en la entrevista del martes como alguien “duro” que ama a su país e insistió en que había impedido que Putin invadiera Ucrania bajo su mandato.

“Sabía que él siempre quiso Ucrania. Solía ​​hablar con él sobre eso. Le dije: ‘No puedes hacerlo. No lo vas a hacer’. Pero pude ver que él lo quería”, dijo el expresidente. En realidad, Trump durante ug campaña de 2016 que Rusia podría quedarse con Crimea, otro territorio ucraniano que Putin había anexado en 2014. “La gente de Crimea, por lo que he oído, preferiría estar con Rusia que donde estaban”, dijo, Trump so repitiendo el discur.

La idea de que la dureza de Trump impidió que Putin invadiera Ucrania se ve socavada no solo por sus amistosos intercambios con un líder que encarceló a los opositores y preside un país donde a menudo se mata a los periodistas.

5 momentos claves de la disputa entre Rusia y Ucrania 0:46

Uno de los objetivos de la presión de Putin sobre Ucrania, como ha dejado en claro en repetidas ocasiones, es hacer retroceder a la OTAN a sus fronteras al final de la Guerra Fría y dividir la alianza occidental. Con Trump en el poder, el líder ruso no necesitaba preocuparse por este último objetivo, ya que su homólogo en la Casa Blanca reprendía con frecuencia a los aliados transatlánticos y se hacía amigos de los estados en.

Y no es como si Putin se hubiera dado por vencido con Estados Unidos cuando Trump estaba en el poder. Los ataques cibernéticos que emanan de suelo ruso también tuvieron lugar durante la presidencia de Trump, incluida la operación SolarWinds que violó las agencias federales de EE.UU. El supuesto respeto por EE.UU. no impidió que los agents rusos usaran un arma biológica en suelo británico para envenenar a un desertor, según el gobierno del Reino Unido.

Hay múltiples casos documentados de Trump siendo blando con Putin. Y las críticas del Partido Republicano a Biden por no hacer frente a Putin olvidan convenientemente la notoria conferencia de prensa de Trump en Helsinki, sin mencionar los múltiples contactos extraños entre su equipo de campaña de 2016 y forasteros rusos.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Back to top button
Close
Close